La Lonja de la Seda, esencia medieval

NOMADEA >VALENCIA > ...

Sala de Concentración

La Lonja de la Seda, también conocida como la Lonja de los Mercaderes, es una obra maestra del gótico civil valenciano, obra del maestro cantero Pere Compte, responsable también de la construcción de las Torres de Quart, las antiguas puertas de la ciudad.

La construcción de la Lonja, enclavada en el corazón del centro histórico de Valencia, se prolongó desde 1482 hasta 1498, constituyéndose en un edificio emblemático de la riqueza del siglo de oro valenciano. Este impresionante edificio, impulsado por la burguesía valenciana de la época, fue creado para ser el punto de encuentro de los mercaderes de la zona, donde podían tratar sus asuntos y negocios.

Lo primero que llama la atención del magnífico edificio es la impresionante Sala de Contratación, la cual ocupa la mayor parte de la zona edificada. Presidida por ocho impresionantes columnas, que al unirse con las bóvedas del techo simulan una estancia protegida por palmeras de piedra, esta sala esta inspirada en el interior de la lonja de Palma de Mallorca, que a su vez esta inspirada en el Convento de Santo Domingo de Valencia. La sala pretende recrear el paraíso, siendo las columnas los árboles y las bóvedas la cúpula celestial.

Un dato poco conocido de la Lonja de la Seda es que acogió en su interior la primera bandera de España de la historia, la cual fue ordenada colocar en el techo de la sala por los Reyes Católicos para tapar los cuatro escudos de la Corona de Aragón que hay grabados en el centro del techo y simbolizar así la unión de las dos coronas de España.

Junto a la Sala de Contratación se encuentra el Patio de los Naranjos, el cual ocupa más o menos la mitad del espacio de la Sala de Contratación y está repleto, como no podía ser de otra manera, de naranjos y cipreses. Atravesando el patio se accede a la sala del Consulado del Mar que era sede de esta antigua institución, equivalente a los actuales juzgados mercantiles.

Una de las partes con más encanto de la Lonja es su Torre,  construida a la vez que la Sala de Contratación. Desde el Salón Columnario hay una impresionante escalera de caracol para acceder a la torre, formada por un ojo de caracol abierto con helicoide de arista y con los escalones adosados al muro circular.

En 1996 la Lonja de la Seda fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, siendo el único edificio de la ciudad que goza de tal distinción.

Justo enfrente de la Lonja se encuentra el templo de la gastronomía valenciana: el Mercado Central, uno de los mejores mercados urbanos del planeta. Y al lado, la Iglesia de los Santos Juanes, uno de los templos más encantadores de la ciudad.

¿BUSCAS OFERTAS DE HOTELES EN VALENCIA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008