Diez tapas imprescindibles en Valencia

NOMADEA >VALENCIA > COMER EN VALENCIA > ...

12/1/2014

Hay tapas en concreto que justifican la visita a un bar, esas recetas perfectas que consiguen que un sencillo local de barrio alcance el estatus de templo del tapeo. Y como en la ciudad del Turia hay muchos (y muy buenos) bares de tapas, aquí va nuestra selección de diez tapas clásicas que no deberías perderte en Valencia.

Las clóchinas del Bar Pilar
Bar Pilar · Carrer del Moro Zeit, 13

Pocos productos hay más valencianos que las clóchinas, un mejillón mediterráneo que sólo se cultiva en las bateas del puerto de Valencia desde abril hasta agosto, 'el último mes sin R' y que es más pequeño y más sabroso que sus hermanos de las Rías Baixas y del Delta del Ebro, y en el Bar Pilar, en el corazón del Barrio del Carmen, los bordan, es su tapa estrella. De hecho, bajo la barra hay unos cajones de plástico para que los clientes vayan tirando las conchas a medida que devoran las clóchinas.

Los michirones de Casa Montaña
CASA MONTAÑA · José Benlliure, 69

Aunque la de los michirones (un guiso picante de habas) sean una de las recetas más típicas de la gastronomía murciana, en Casa Montaña los preparan como nadie. Un platito de michirones acompañado de una copa de tinto (Casa Montaña es un templo del buen vino, y fueron pioneros en servirlos por copas) y un pellizco de pan artesano, justifica de sobra la visita a esta taberna centenaria, situada en el corazón del barrio del Cabañal.

Las anchoas de Casa Guillermo
CASA GUILLERMO · Progreso, 15

Pocos locales hay en Valencia tan vinculados a un producto como Casa Guillermo. Así que no es de extrañar que este local del barrio del Cañamelar sea conocido como el Rey de la Anchoa, pues desde 1957 llevan preparando anchoas del Cantábrico como empezó a hacerlo Guillermo Madrigal, el fundador de esta pequeña taberna: desaladas en su punto justo y maceradas en aceite de oliva y ajo.

La tortilla de patata del Bar Alhambra
BAR ALHAMBRA · Calixto III, 8

La del Bar Alhambra ya no es que sea la mejor de Valencia, sino que cuenta con un lugar de honor entre las mejores tortillas de patata de España. Benito, antiguo pintor de coches, ha convertido este pequeño bar de barrio en un rincón al que peregrina gente desde los cuatro puntos cardinales atraída por la fama de sus inconmensurables tortillas, cada una con 4 kilos de patatas y 36 huevos batidos en su punto justo para que queden jugosas.

El bocata de calamares de Los Toneles
LOS TONELES · Ribera, 17

En Valencia siempre ha habido dos lugares míticos a la hora de zamparse un buen bocadillo de calamares. Uno era Casa Mundo, que hoy no es ni sombra de lo que fue. El otro es Los Toneles, un local clásico situado frente a la Plaza de Toros, en una de las zonas más concurridas de la capital valenciana. Un bocata de calamares y una caña fría en Los Toneles es una manera perfecta de culminar una mañana de compras por el centro.

La ensaladilla rusa de Central Bar
CENTRAL BAR · Plaza del Mercado, s/n

La ensaladilla rusa es una de las tapas clásicas por excelencia, una receta que admite mil y una variaciones y que en ningún bar, como es lógico, estará al nivel de la que hace tu madre. Pero si tuviéramos que elegir la mejor ensaladilla rusa de Valencia sería la que prepara Ricard Camarena en su Central Bar, en el corazón del Mercado Central: con los ingredientes no demasiado picados, una mayonesa consistente y coronada, como manda la tradición, con unos saladitos.

El pulpo a la brasa de Casa Jomi
CASA JOMI · Castillo de Pop, 13

El pulpo a la brasa es uno de esos manjares que ya no se encuentran fácilmente y Casa Jomi es uno de esos bares de los que ya no quedan. Situado en pleno corazón de Nazaret, uno de los barrios más marineros de Valencia, este bar familiar famoso por sus ahumados y pescados secos viene elaborando esta recetea desde 1969 a la manera tradicional: secando el pulpo al sol, tostándolo en las brasas y troceándolo para servirlo en el plato.

Las patatas bravas de Rausell
RAUSELL · Àngel Guimerà, 61

Las patatas bravas son las estrellas del tapeo valenciano, no hay carta que no incluya este plato. Tras el cierre del Bar Cesáreo por jubilación (que hubiera merecido un par de días de luto oficial en la ciudad), es en Rausell donde podemos encontrar las mejores patatas bravas de Valencia. Son grandes, mantecosas por dentro y con un toque crujiente en el exterior, y las sirven con una mezcla perfecta de alioli y salsa de pimentón.

El sepionet de Maipi
MAIPI · Maestro José Serrano, 1

El sepionet es uno de esos productos típicamente mediterráneos: una sepia de pequeño tamaño que suele elaborarse a la plancha y que se adereza con una salsa a base de aceite, perejil y ajo. En el bar Maipi, en el barrio de Ruzafa, lo clavan. ¿Su secreto? La calidad del producto, el denominador común de todos y cada uno de los platos de su carta.

Las croquetas de Canalla Bistró
CANALLA BISTRÓ · Maestro José Serrano, 5

En cualquier lista de tapas que se precie antes o después aparecen las croquetas. Y si queremos probar las que probablemente son las mejores de Valencia, deberemos a acudir a Canalla Bistró, el gastrobar de Ricard Camarena en el barrio de Ruzafa. Sus croquetas de pollo a l'ast, crujientes por fuera y cremosísimas por dentro, marcan un antes y un después para los amantes de este sencillo manjar.

¿BUSCAS HOTEL BARATO EN VALENCIA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008