El Peine del Viento, la huella de Chillida

NOMADEA >PAÍS VASCO >SAN SEBASTIAN > ...

El peine del viento
El peine del viento
Paseo de Eduardo Chillida s/n
20008 San Sebastián / Donosti

El Peine del Viento, un conjunto escultórico instalado en 1977 en el acantilado que cierra la playa de Ondarreta, se ha convertido en el icono más reconocible de San Sebastián.

Se trata de tres grandes esculturas de acero, obra de Eduardo Chillida, insertadas en la roca, presentando batalla al duro oleaje de la zona.

Según palabras del propio autor, la intención era que el viento se peinara antes de entrar en la ciudad. De ahí su nombre. Por cierto, el conjunto escultórico se llama El peine del viento y no 'el peine de los vientos' (en plural) como también es conocida, de forma errónea.

La instalación fue complicada por el peso de las 'tenazas' o 'peines' que conforman la escultura. Hoy, tras más de tres décadas aguantando el agua, el viento y el salitre, el óxido se desparrama por la roca y da a al conjunto la pátina de respetabiliad que otorga el paso del tiempo.

Las gradas de granito habilitadas para los visitantes son uno de los lugares de relajación preferidos por donostiarras y turistas, aún encontrándose en uno de los lugares de la ciudad más alejados del centro.

El peine del viento es una visita imprescindible en nuestra escapada a San Sebastián. Llegar hasta allí, después de haber pasado por la Playa de la Concha, para contemplar un atardecer mientras suena el viento que se cuela entre las rocas y sale a través de los agujeros precticados en el suelo, es un auténtico lujo para los sentidos.

Recientemente se ha sabido que Eduardo Chillida contó con que los embates del viento y el mar acabarán por derribar el Peine del Viento, y que con el paso de los años caerá irremisiblemente al mar. El genio donostiarra quiso así dotar a la escultura de vida propia. Y todo lo que nace, muere.

¿BUSCAS HOTEL BARATO EN SAN SEBASTIÁN? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008