¿Dónde comer en Salamanca?

NOMADEA >SALAMANCA > ...

SALAMANCA EN UN DÍA | SALAMANCA EN DOS DÍAS

Escapada a Salamanca

DIFERENTES. Como hemos comentado, merece la pena acercarse al Domus Artium 2002 para conocer su colección de arte contemporáneo y visitar sus exposiciones. Pero también para disfrutar de su restaurante Momo. Con una decoración preciosa y un entorno tranquilo, dispone de menú del día por 14 euros entre semana y 20 euros el fin de semana. Buena carta y vinos en un ambiente artístico y relajante.

Quienes deseen algo exclusivo, pueden acercarse al Hotel Casino del Tormes (La Pesca, 5), donde además de alojarse en una hermosa habitación o probar la emoción del juego, podrán comer o cenar en el Restaurante. Ubicado en la nave harinera del antiguo molino que alberga el Hotel-Casino, ofrece una deliciosa carta con mucho estilo, inspirada en las recetas castellanas. Atención a la bodega de vinos y cavas. Como plus, es posible visitar también el Museo, que muestra la maquinaria original de la Antigua Fábrica de Harinas El Sur (completamente restaurada) y exposiciones temporales.

Y para los amantes de las "emociones fuertes", el Restaurante Tormento (Espoz y Mina, 30) ofrece comidas y cenas amenizadas con la presencia de drag-queens; el menú espectáculo sale por 35 euros.

TAPAS Y RACIONES. Comer o cenar de raciones es casi obligado en alguna ocasión, cuando visitamos Salamanca. El Restaurante Momo San Pablo (San Pablo, 13), de la misma cadena que el Momo del DA2, es un precioso local con decoración berlinesa y contemporánea que ofrece tapas y raciones originales y de calidad: boletus con foie de pato, croquetas de jamón ibérico.

Para quienes quieran algo más clásico, está La Posada del Ermitaño (Alfonso de Castro, 21),con tapas, raciones y deliciosas tostas en la zona más moderna de la ciudad. Y si de clásicos hablamos, El Churrasco (Rua Mayor, 12 ) ofrece magníficas carnes y ponen muy buenas tapas gratis con la bebida. Se hace indispensable probar la tapa de costilla.

Y una recomendación más si queremos comer de pinchos: El Minutejo (Van Dyck, 50). Los precios rondan los 2 euros por pincho y caña. Obligatorio degustar el plato estrella: tosta de lomo, jamón serrano y queso. En total, por alrededor de 10 euros se puede comer muy bien de pinchos en este local.

BUENO, BONITO Y BARATO. La Venta (calle Rodríguez Fabrés: el antiguo Verdi). Es un local pequeño pero con muchos incondicionales, donde degustar buenos entrantes, raciones generosas y postres caseos. El jamón y las setas son muy buenos, y también los platos de pescado. Un local que ofrece magnífica calidad, a un precio muy razonable.

El Restaurante La Antigua (Sánchez barbero, 11), junto a la Plaza Mayor, se ha especializado en recetas de arroz, pero también tiene en la carta platos de pasta, carne, pescado. Sin duda la estrella es el arroz caldoso con queso de tetilla, pulpo y mango, y también el de bogavante. Tiene terraza para disfrutar del buen tiempo y el buen comer.

Para probar uno de los platos típicos de la zona, las patatas meneás o revolconas, podemos acudir a La Luna (Libreros, 4). En su menú del día, por 10 €, encontraremos esta receta entre los primeros, más otros deliciosos segundos.

Para terminar, un restaurante muy conocido entre los universitarios: La Ruta de la Plata o El Patio Chico (Meléndez, 13), junto a la Universidad Pontificia. Este lugar ofrece un menú económico con grandes raciones. Sobre todo, se recomiendan sus platos de carne.

¿BUSCAS HOTEL BARATO EN SALAMANCA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008