10 pistas gastronómicas para conocer Nueva York

NOMADEA > NUEVA YORK

Comida callejera en Nueva York

Nueva York huele a comida. Tal vez sea por sus casi 20.000 establecimientos de restauración donde están respresentadas todas las cocinas del mundo. En la Gran Manzana abundan los templos exclusivos de la alta cocina, pero para el turista están mucho más a mano las hamburgueserías, los populares puestos de hot dogs o las pizzerías de barrio.

Para el viajero gourmet la oferta resulta tan apabullante que el acto de escoger qué y dónde comer puede convertirse en un quebradero de cabeza. Por eso, aquí van algunas pistas para disfrutar de Nueva York a través de sus platos más famosos en los sitios donde mejor los preparan.

Hamburguesa, la reina del fast food
La hamburguesa es sin duda uno de los platos estrella de la gastronomía neoyorquina. Las más populares son las de Shake Shack, mientras que las de Burger & Barrel se encuentran entre las más exclusivas. A mitad de camino se encuentran el semiclandestino Burger Joint o Five Napkin Burger. Si te pica el gusanillo aquí tienes nuestra lista de las 10 mejores hamburguesas de Nueva York.
Bagel, el dónut salado
El bagel, de origen polaco, es un bollo de harina agujereado en el centro que está de muerte siempre que nos los sirvan caliente y relleno de salmón ahumado y crema fresca. Por supuesto también se sirven con bacon, queso fundido, huevos fritos o lo que se nos ocurra... Para disfrutar de un bagel en condiciones podemos acudir a Russ & Daughters, Murray's Bagel o al histórico Bagel Hole, en Brooklyn.
Dim Sum, desde Asia con amor
Si lo que queremos es zambullirnos en el Nueva York de ojos rasgados deberemos aproximarnos al dim sum (una especie de empanadilla rellena y cocinada al vapor) de locales como Chinatown Brasserie o Dim Sum Go Go; pero si tuviéramos que elegir sólo un restaurante, nuestro favorito sería el gigantesco y bullicioso Jing Fong, con sus escaleras mecánicas y sus mesas abarrotadas.
Huevos Benedict, remedio para la resaca
Los egg benedict son la estrella del famoso brunch neoyorquino, ese desayuno tardío tras una noche agitada. El plato consiste en huevos escalfados servidos sobre muffins tostados y panceta, regados de opulenta salsa holandesa y acompañados quizás de patatas al horno y champiñones. Para tomar los famosos huevos a la benedictina podemos acudir a locales tan emblemáticos como Sarabeth's, Balthazar o Elephant & Castle.
Hot Dog, perrito callejero
Los hot dogs son casi una religión en Nueva York y los carritos callejeros donde los venden forman parte del decorado de la Gran Manzana. Para un primer contacto con los perritos calientes podemos acudir a Crif Dogs, que tiene una variedad apabullante. Y si la cosa nos engancha podemos probar en Gray's Papaya o en Nathan's Famous. Pero si hay un lugar famoso por sus hot dogs ése es Brooklyn, con locales míticos como The Smoke Joint, Hot Diggity Dog, Willie's Dawgs o Bark Hot Dogs.
Pastrami, el embutido neoyorquino
El pastrami es un embutido a base de ternera ahumada y especiada que los judíos popularizaron en Nueva York a principios del siglo XX. El sándwich clásico de pastrami se sirve con pan de centeno. Este producto suele encontrarse en las tiendas conocidas como deli, donde venden productos gourmet. Así que para probar un buen pastrami podemos acercarnos a Katz's (auténtica meca de este plato), Second Avenue Deli y Carneggie Deli, negocios donde el tiempo parece haberse detenido y que conservan un encantador ambiente retro.
Steak, la joya de la corona
T-Bone Steak, Porterhouse o Tenderloin no son cantantes de rap sino cortes de vacuno que podemos encontrar en las steakhouses de Nueva York, algo equivalente a nuestros asadores. Locales con fama hay varios, como Spark's o Smith & Wollensky, pero si hay un steakhouse que realmente causa furor en Nueva York desde hace décadas es Peter Luger, con sus imbatibles chuletones y sus camareros antipáticos. Además, está situado en Williamsburg, el barrio más hipster del mundo.
Sushi, fast good
La moda del sushi llegó hace décadas a Nueva York, y en este tiempo han proliferado restaurantes de altos vuelos como Masa, con tres estrellas Michelín (y facturas estratosféricas), Kajitsu o Nobu, el restaurante de Robert de Niro. Pero existen locales con un sushi igual de sabroso y mucho más económicos, como Ushiwakamaru, Kurumazushi o Soto, una dirección casi secreta del West Village donde reina el chef Sotohiro Kosugi.
Pizza, un plato redondo
Las mejores pizzas de Nueva York se encuentran en los barrios periféricos. En Brooklyn son excepcionales las de Di Fara, Lucali o Totonno's; en el Bronx destaca Zero Otto Nove; si estamos en Queen's debemos acercarnos a Grimaldi's mientras que Denino's es la pizzería más popular de Staten Island. ¿Y Manhattan? El gran clásico es Lombardi's, que resiste en Little Italy. Recientemente el New York Times eligió la pizza de Motorino como la mejor de la ciudad.
Cheesecake, el postre americano
Y para acabar, el postre. El famoso cheesecake es una tarta de queso batido con crema, que suele llevar un topping de mermelada de fresas o de fruta fresca. En Nueva York, algunos de los templos legendarios del cheesecake están en Brooklyn: Junior's, Monteleone, Mona Lisa o Jean Danet. Para probar esta tarta en Manhattan sin temor a equivocarnos podemos acudir a Eileen's, Veniero's o Two Little Red Hens.
¿BUSCAS HOTEL BARATO EN NUEVA YORK? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008