Las 10 mejores hamburguesas de Nueva York

NOMADEA > NUEVA YORK

La hamburguesa es la estrella de la gastronomía popular neoyorquina, con permiso de la pizza y los hot dogs. Por eso todo el mundo que viaja a la Gran Manzana lleva en el bolsillo una lista con sitios recomendados por amigos y conocidos donde se come la mejor hamburguesa de Nueva York. Nosotros no podíamos ser menos, así que aquí va nuestra lista con las 10 mejores hamburguesas de la ciudad.

Burger Joint
Le Parker Meridien, 119 West 56th St.
Este es uno de esos locales medio secretos que tanto gustan a los neoyorquinos. Para llegar al Burger Joint debemos acercarnos hasta el hotel Le Parker Meridien, en la 57, dirigirnos a recepción. Cuando veamos un neón en forma de hamburguesa sólo deberemos seguir la flecha luminosa... et voilà. Que no te asusten los grafitis de las paredes: Burger Joint sirve una de las mejores hamburguesas de la ciudad, y a un precio decente.
The Spotted Pig
314 West 11th St. at Greenwich St.
Es fácil toparse con alguna celebrity haciendo cola ante esta encantadora taberna del West Village para probar sus famosas hamburguesas. Servidas en un brioche tostado, las hamburguesas de The Spotted Pig vienen coronadas con un poco de roquefort desmenuzado sobre la carne y una montaña de patatas paja. Es la única hamburguesa de la carta, así que no admiten cambios. Si quieres saber el porqué de su éxito más vale que te guste el roquefort.
Burger & Barrel
25 West Houston St.
Puede que los puristas encuentren preocupante el hecho de servir una hamburguesa partida en dos o condimentarla con, por ejemplo, trufa blanca. Que no cunda el pánico. Si bien la estrella del Burger & Barrel es la hamburguesa con trufa (sólo en temporada y a precio de oro), tal vez la mejor opción sea pedir algo más clásico para disfrutar de la magnífica carne a la parrilla sin distraernos con otros sabores.
Corner Bistro
331 West 4th St.
Son muchos los que piensan que este local es la meca de las hamburguesas neoyorquinas. El término antro gourmet quizás sea el que mejor exprese lo que vamos a encontrar al cruzar la puerta de Corner Bistro: una taberna centenaria que sirve excelentes hamburguesas a la parrilla de corte clásico, probablemente las más famosas de Nueva York, y a precio más que razonable.
Diner
85 Broadway, Brooklyn
Este local es toda una institución en Williamsburg, el barrio de moda en Nueva York. Diner es justo eso: un diner americano, a mitad de camino entre lo retro y lo hipster, ubicado en un antiguo vagón de tren y con una carta que los camareros garabatean sobre el mantel de papel. Su hamburguesa es tan sencilla como sabrosa: pan de buena calidad, un poco de cheddar y carne excelente, picada a diario y bien sazonada. Un ejemplo de que muchas veces menos es más.
Minetta Tavern
113 MacDougal St.
A pesar del nombre con reminiscencias italianas, Minetta Tavern es un bistró francés clásico, con suelo de baldosas y banquetas de cuero rojo. En su carta sólo hay un par de hamburguesas: la Minetta Burger y la Black Label Burger, la primera con queso cheddar y cebolla caramelizada y la segunda con una mezcla de carnes envejecidas durante 42 días que le dan un sabor excepcional. No será la más barata de Nueva York, pero sí una de las mejores. El pan es de Balthazar.
Pop Burger
58-60 9th Avenue
Este local del Meatpacking District es una rara avis en Nueva York, una ciudad donde todo es grande, por no decir gigante. Y es que la especialidad del Pop Burger son las minihamburguesas, servidas con queso y de dos en dos. El local cuenta con un salón de cocktails para la noche, que por supuesto podremos acompañar con sus hamburguesas. Y si te aburres, busca su sala de billar.
Five Napkin Burger
630 9th Avenue
Seguramente Five Napkin Burger es el sitio más famoso cuando se trata de probar una buena hamburguesa en Nueva York. Sale en todas las guías, tus amigos te lo han recomendado... por algo será, ¿no? Si es nuestra primera vez allí podemos pedir su Original 5 Napkin Burger: 300 gramos de carne de primera, churruscada por fuera y jugosísima por dentro, con cebolla caramelizada, queso gruyère, y alioli de romero. Por si fuera poco, tienen una cuidada selección de cervezas artesanales.
JG Melon
1291 3rd Avenue
El JG Melon es un local old-school, como dirían en Manhattan: manteles a cuadros, madera oscura y camareros a punto de jubilarse. Si a ello le añadimos una carta sencilla y un neón en la puerta, ya tenemos la clásica taberna neoyorquina. Eso sí, con una de las mejores cheeseburger de Nueva York, que acompañan con unas patatas fritas que están de muerte. Un ejemplo de que lo simple puede ser sublime.
Shake Shack
Madison Square Park
Aunque Shake Shack cuenta con varios locales en Nueva York, lo suyo es acudir al original: el quiosco situado dentro del Madison Square Park, con mesas al aire libre. Las hamburguesas de Shake Shack son fast-food de calidad, producto de primera a un precio imbatible. De ahí su popularidad. Podríamos acercarnos al universo Shake Shack a través de su cheeseburger con pimiento picado, salsa Shack y bacon Niman Ranch, ahumado con madera de manzano. Y de acompañamiento, un montón de patatas Yukon onduladas.
¿BUSCAS HOTEL BARATO EN NUEVA YORK? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008