10 lugares imprescindibles en Nueva York

NOMADEA > NUEVA YORK

Una escapada a una ciudad tan enorme como Nueva York exige una cuidada planificación de los lugares que debemos visitar. Y no es tarea fácil porque en la Gran Manzana hay decenas de lugares que merecen ser vistos. ¿Quieres saber cuáles son para nosotros los 10 lugares imprescindibles de Nueva York? Toma nota.

1. LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

La libertad iluminando el mundo (popularmente conocida como la Estatua de la Libertad) es, con sus más de 46 metros de altura (pedestal aparte), la imagen más famosa de Nueva York.

Este monumento fue un regalo de Francia al pueblo norteamericano en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia. Estatua de la Libertad Poca gente sabe que fue el mismísimo Gustave Eiffel quien diseñó la estructura metálica interna de la estatua

Para llegar hasta ella deberemos tomar el ferry que va a la isla de Ellis y que para en Liberty Island, el lugar donde se asienta Lady Liberty junto a la desembocadura del río Hudson.

Muchos turistas optan por tomar el ferry gratuito entre Manhattan y Staten Island que, aunque no para en Liberty Island, ofrece unas vistas inmejorables de la Estatua y del skyline de Nueva York. Ideal para sacar buenas fotos.

2. CENTRAL PARK

¿Alguien imagina una visita a Nueva York sin un paseo por Central Park? El parque más famoso del mundo es un gigantesco espacio verde (dobla en extensión a Mónaco) en pleno corazón de Manhattan.

Central ParkCentral Park el parque por excelencia de la Gran Manzana, el lugar preferido por los neoyorquinos para hacer footing, pasear con los niños en bicicleta, hacer picnic o simplemente tomar el sol.

Paseando entre lagos y zonas boscosas, en Central Park nos encontraremos a salvo del trajín de la Gran Manzana, aunque parezca imposible. No debemos perdernos el Zoo o el mítico carrusel (sobre todo si viajamos con niños), el monumento a John Lennon o el Castillo de Belvedere, una impresionante construcción victoriana desde la que se obtiene una panorámica envidiable del parque y sus alrededores.

3. TIMES SQUARE

Los cientos de carteles de neón que iluminan Times Square, en la confluencia entre la Séptima Avenida y Broadway, son una de las imágenes más fotografiadas de Nueva York. Dar una vuelta por Times Square de noche es como pasear por una película de ciencia ficción.

Times SquareEsta intersección de calles debe su nombre a que allí se encuentra la sede central del New York Times, el periódico más famoso del planeta. Los neoyorquinos evitan esta zona siempre que pueden por considerarla demasiado turística y bulliciosa. Por eso es surcada día y noche por los característicos taxis amarillos a la caza y captura de clientes.

A Times Square se va a cenar, a disfrutar de algún musical, a comprar souvenirs en las tiendas open 24-hours o simplemente a dormir, ya que muchos hoteles se concentran en esta zona, la más efervescente de Nueva York.

En la noche del 31 de diciembre, los neones ceden el protagonismo a las serpentinas de colores y los fuegos artificiales, pues Times Square es el sitio elegido por la ciudad de Nueva York para dar la bienvenida al año nuevo.

4. ROCKEFELLER CENTER

Este complejo de 19 edificios comerciales que cubre 89.000 metros cuadrados en pleno corazón de Manhattan fue levantado por la millonaria familia Rockefeller en plena Gran Depresión, entre 1931 y 1939.

Rockefeller CenterAdemás de su famosísima pista de patinaje (sí, la que sale en las pelis) y del árbol que cada año enciende la Navidad neoyorquina, el principal atractivo del Rockefeller Center está en el piso 70, a 260 metros de altura: el Top of the Rock (algo así como la cima de la roca) compite con el Empire State por las mejores vistas de Nueva York.

John D. Rockefeller imaginó esta azotea para 'ver la ciudad como desde la cubierta de un crucero navegando por las nubes'. Hoy en día sus ascensores de techo transparente vuelan hasta la última planta en menos de un minuto para dejarnos en un mirador con una panorámica de 360 grados, sin paredes ni vallas que obstaculicen la vista, desde el que en los días claros se puede ver a 120 kilómetros de distancia.

5. MOMA

El Museum of Modern Art, MoMA para los amigos, es el museo de arte moderno más visitado del mundo, por delante de la Tate Gallery de Londres, y uno de los lugares más interesantes para los que se acercan a la Gran Manzana.

Botes de Sopa CampbellEs uno de los santuarios del arte moderno y contemporáneo, y alberga obras maestras de Van Gogh, Picasso, Dalí o Warho, por nombrar algunos. Además fueron pioneros en adquirir y exhibir colecciones de diseño gráfico e industrial, fotografía, arquitectura o cine. La prueba de que el MoMa siempre está a la vanguardia es que ha sido el primer museo del mundo en adquirir el código fuente de videojuegos al considerarlos arte.

La tienda del MoMa es uno de los lugares preferidos por los turistas para llevarse souvenirs que se salgan de lo común.

6. PUENTE DE BROOKLYN

Uno de los momentos más especiales para cualquier viajero que llegue a Nueva York se produce al cruzar el Puente de Brooklyn, otro de los grandes iconos de la ciudad, inmortalizado en cientos y cientos de películas.

Puente de BrooklynEl de Brooklyn, inaugurado en 1883, fue en su momento el puente colgante más largo del mundo, con casi 2 kilómetros de longitud.

Cada día miles de turistas cruzan el puente de Brooklyn para hacerse fotos de recuerdo con el skyline de Nueva York al fondo.

Pasear por el puente de Brooklyn al atardecer constituye uno de los grandes placeres de cualquier escapada a la ciudad que nunca duerme.

7. EMPIRE STATE BUILDING

Si tuviéramos que que quedarnos sólo un edificio de Nueva York, el elegido sería sin duda el Empire State, el rascacielos más famoso del mundo y, hasta la construcción de las Torres Gemelas, también el más alto del planeta.

Empire State BuildingSi por algo destaca el Empire State es por las vistas que se obtienen desde sus miradores, situados en las plantas 86 y 102, por lo que no es de extrañar que cada año lo visiten millones de turistas para disfrutar de la panorámica.

Sin embargo contemplar el skyline de Nueva York desde el Empire State tiene un problema: no se ve el Empire State. Por eso cada vez son más los que prefieren pagar la entrada para subir al Top of the Rock, el mirador del Rockefeller Center, desde donde se obtiene una vista privilegiada de los rascacielos neoyorquinos, con el Empire State en primer plano.

8. GRAND CENTRAL TERMINAL

Esta construcción, una de las más reconocibles de Manhattan, es la terminal ferroviaria por excelencia de la Gran Manzana y una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, con más de 20 millones de visitantes al año.

Grand CentralAmenazada por planes de demolición en los años 50 y 60, Grand Central fue salvada por el clamor popular y en 1994 comenzó una rehabilitación que dejó al descubierto las constelaciones pintadas en el techo de la sala principal. Imprescindible visitar el Grand Central Market, un más que interesante espacio gastronómico situado en uno de los laterales del edificio, tomar una copa en The Campbell Apartment o comerse unas ostras en el Oyster Bar, uno de los bares con más solera de la ciudad.

Comos sucede a menudo en Nueva York, puede que reconozcamos Grand Central nada más verla ya que su imagen ha aparecido en cientos de películas, como Superman o Men in Black.

9. EDIFICIO CHRYSLER

El Chrysler Building, esa cumbre del art déco cuyas escamas brillantes definen el skyline de Manhattan, fue construído en 1930 y durante once meses (hasta la inauguración del Empire State) presumió de ser el rascacielos más alto del planeta.

Edificio ChryslerCon sus 77 plantas, 319 metros de altura, 3862 ventanas y 32 ascensores, el Chrysler es para muchos el edificio más hermoso de Nueva York, con una decoración inspirada en los tapacubos y radiadores de los coches Chrysler de la época, rematada por gárgolas en forma de águila.

La aguja de acero que corona el edificio Chrysler fue añadida a última hora para superar en altura a otro rascacielos que se levantaba para albergar la sede del Banco de Manhattan, en el número 40 de Wall Street.

10. LA QUINTA AVENIDA

El epicentro del lujo en Nueva York tiene nombre propio. La Quinta Avenida es la principal arteria de Manhattan y una de las zonas de compras más exclusivas del mundo. De hecho, pasa por ser la calle más cara del planeta.

Quinta AvenidaLa Quinta Avenida nace en Washington Square Park, junto al Arco de Washington, y discurre junto a Central Park hasta el río Harlem. A lo largo de sus 11 kilómetros encontraremos auténticos iconos de la Gran Manzana como el Empire State, la Catedral de San Patricio, el MET (Museo de Arte Metropilitano), la Biblioteca Pública de Nueva York, el edificio Flatiron o el Museo Guggenheim.

Son muchas las marcas que instalan sus flagship stores en la Quinta Avenida, como la mítica joyería Tiffany & Co. (frente a la que Audrey Hepburn tomaba café en Desayuno con Diamantes), grandes almacenes tan exclusivos como Saks o Bergdorf Goodman, tiendas de moda como Victoria's Secret, Prada o Abercrombie & Fitch, o el famoso cubo de Apple que da paso a su tienda subterránea.

¿BUSCAS HOTEL BARATO EN NUEVA YORK? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008