¿Dónde comer en Madrid?

NOMADEA > MADRID > COMER EN MADRID > ...

Escapada a Madrid

En Madrid se puede comer como en ningún otro sitio del mundo, pero también podemos equivocarnos y pagarlo con creces.

La oferta de restaurantes de todo tipo, desde las más humildes tascas y locales de fast-food hasta los locales más cool, donde la alta cocina es obligada, es tan amplia que el viajero curioso se puede llegar a perder entre tanto que escoger.

Así que vamos a intentar dar un repaso general por los lugares donde mejor se puede comer en Madrid, desde los sitos de más alto nivel hasta aquellos que encajen con los presupuestos más ajustados.

1. ALTA COCINA. Algunos de los mejores restaurantes de España se encuentran, cómo no, en Madrid. Probablemente el más famoso sea el Zalacaín (Álvarez de Baena, 4), heredero de la tradición de establecimientos clásicos como el Jockey. La elegancia, el buen servicio y la excelencia de la materia prima y los vinos convierten a este restaurante en una apuesta segura.

La Terraza del Casino (Alcalá, 15), además de un enclave precioso y unas vistas excelentes, ofrece una cocina inspirada en las investigaciones del maestro Ferrán Adriá, mientras que en Sergi Arola Gastro (Zurbano, 31) podemos disfrutar de la creatividad de este genio de los fogones. Otras opciones: El Bodegón (Pinar, 15), El Chaflán (Hotel Aristos, Avda. Pío XII) y Santceloni (Hotel Hesperia, Pº de la Castellana).

Pero si hay un restaurante que está en boca de todos, ése es DiverXo (Calle Pensamiento, 28), fusión mediterráneo-oriental de la mano de David Muñoz, Premio Nacional de Gastronomía 2010, el chef de moda en Madrid.

2. COCINA INTERNACIONAL. El listado, en este caso, puede ser casi infinito debido a la gran oferta de gastronomía mundial que se puede encontrar en Madrid. Japoneses, italianos, coreanos, turcos. Restaurantes que nos hacen sentir como si diéramos la vuelta al mundo en una sola ciudad.

Horcher es un clásico en la capital. Local clásico de origen germánico, que además de ser el mejor restaurante alemán de Madrid, es uno de los mejores de la ciudad. Una de las curiosidades de este local inaugurado en 1943 es que tiene normas de etiqueta. Si queremos comer allí, debemos llevar corbata. Pero vale la pena.

La cocina oriental tiene su emblema en Kabuki (Avda. Presidente Carmona, 2), regentado (curiosamente) por un español: Ricardo Sanz de Castro. Este restaurante japonés mezcla sabiamente la cocina nipona con los toques autóctonos. Otra opción de excelente calidad es Siratori (Pº de la Castellana, 36-38), que si bien tiene precios elevados, ofrece una cocina magnífica con barra de sushi y diferentes salones para cada especialidad gastronómica.

Y para presupuestos ajustados, Nagoya (Trafalgar, 7) es un restaurante japonés pequeño, elegante y con muy buenos precios. En establecimientos de cocina italiana podemos destacar opciones como Da Nicola (calle Orense, 4), con una amplia variedad de platos que supera la típica oferta de pasta y pizza, o La Taverna Siciliana (Orellana, 17), con su cocina abierta y a la vista, y una excelente relación calidad-precio. La gastronomía brasileña, sobre todo sus carnes, pueden disfrutarse a tope en El Rodizio (Medea, 4); mientras que las especialidades del sudeste asiático se muestran en todo su esplendor en Sudestada (Ponzano, 85). Si lo que buscamos en un restaurante con sabor, tenemos que acudir al mejor mexicano de Madrid: La Taquería del Alamillo (Plaza del Alamillo, 8).

Los amantes de las hamburguesas tienen dos visitas obligadas en a capital: Alfredo's Barbacoa y Home Burger Bar. Ambos pugnan por elaborar las mejores hamburguesas de Madrid. Y si quieres más sugerencias, échale un vistazo a nuestro artículo sobre las mejores hamburguesas de Madrid.

Un secreto: hay un restaurante chino en los bajos de la Plaza de España, de hecho está en el acceso al parking. Nadie sabe a ciencia cierta como se llama: el chino de Plaza de España, el chino verdadero, el submundo o el chino de Blade Runner. Eso sí, todos coinciden en que es el mejor y más auténtico de Madrid.

El Mercado de San Miguel (Plaza San Miguel, 1) podría formar parte de esta selección de cocina internacional, pues allí podremos degustar sushi, pasteles austríacos, ostras francesas, pasta italiana, vinos chilenos, zumo de frutas tropicales... no hay ni que decir que es parada obligada para todo gourmet que se precie y se pase por Madrid.

3. COMER COCIDO MADRILEÑO. Es algo que hay que hacer, aunque sea agosto y estemos a 30 grados a la sombra (afortunadamente, todos los restaurantes tienen aire acondicionado). El cocido madrileño bien hecho es un plato que ronda la excelencia, y merece la pena dedicarle un buen rato. El clásico de toda la vida, para paladares (y bolsillos de lujo), es sin duda Lhardy (Carrera de San Jerónimo, 8), donde se respira la historia de Madrid. Pero para comer buen cocido hay lugares mucho más asequibles y con la misma, o incluso mejor, calidad: Malacatín (Ruda, 5), La Taberna de la Daniela (General Pardiñas, 4) o La Bola (Bola, 5). Un paseo por el centro (Lavapiés, La Latina, Ópera, el Rastro) o por barrios como Chamartín, Vallecas o el de Salamanca, nos permitirá descubrir muchos restaurantes que incluyen en cocido en su menú del día, a precios muy ajustados.

Si vas por Madrid y quieres darte un homenaje con su plato más típico, te hemos preparado un artículo donde damos un paseo por los restaurantes donde se come el mejor cocido madrileño.

4. TABERNAS Y CLÁSICOS. En Madrid, las tascas y tabernas son una auténtica tradición. Tomar las cañas o el vermut de grifo al mediodía, paseando de tasca en tasca y degustando las típicas tapas, es una obligación en la capital. En el centro podemos disfrutar de lugares como las Bodegas Melibea (Espoz y Mina, 9), cuya fachada ha sido portada de una de las guías internacionales más famosas de Madrid. Un lugar donde disfrutar de excelentes raciones de primera, y donde poder contemplar unos sorprendentes mosaicos realizados por un artista ya fallecido que representan la Esqueletomaquia.

En la calle Tetuán nº 12 encontramos todo un clásico: Casa Labra, que presume de tener el mejor bacalao rebozado y las mejores croquetas de Madrid. En el Madrid de los Austrias, concretamente en el nº 30 de la Cava Baja, está Casa Lucas, que está considerado uno de los mejores bares de tapas de la capital. En la misma calle pero en el nº 35 se encuentra todo un icono de la ciudad de Madrid: Casa Lucio, donde se pueden comer los mejores huevos estrellados del mundo (eso sí, los precios no son populares. pero merece la pena). En la Cava Alta se encuentra otra de nuestras tabernas favoritas: Matritum.

¿BUSCAS HOTEL BARATO EN MADRID? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008