Madrid Express, la ciudad en un día

NOMADEA >MADRID > ...

Es materialmente imposible conocer una ciudad como Madrid en unas horas, pero si sólo tienes un rato para visitar la capital de España, repasa esta lista de cosas imprescindibles para ver y hacer. Te irás con la sensación de que has captado la esencia de la ciudad.

1. UN PASEO POR LA PUERTA DEL SOL. Aquí están el famoso kilómetro cero, el Oso y el Madroño, el cartel de Tío Pepe y el reloj que da las campanadas cada nochevieja. Madrid en estado puro. La Puerta del Sol es el epicentro de la ciudad y punto de encuentro de madrileños y turistas. Además, estamos a dos pasos de la Plaza Mayor, la Gran Vía, los museos... Imprescindible.

2. EL MERCADO DE SAN MIGUEL. Dicen que a una ciudad se la conoce bien si se entra en sus mercados. El Mercado de San Miguel es un mercado gourmet, y refleja perfectamente el nuevo Madrid, que ha sabido modernizarse sin perder su esencia castiza. En el Mercado de San Miguel se ha mantenido la estructura y se ha reformado todo lo demás. Auténtico templo de los sibaritas que viven en la capital o están de paso.

3. LA GRAN VÍA. El Broadway madrileño es una de las visitas obligadas para cualquier viajero que llegue a Madrid. Cines, hoteles, teatros, cafeterías, comercios... la Gran Vía rezuma vida día y noche. Los aficionados al cine reconocerán la calle desierta por la que Eduardo Noriega caminaba al principio de Abre los Ojos, y verán el inmenso cartel de Schweppes del que se colgaba Santiago Segura en El día de la Bestia. Imprescindible subir por la calle Fuencarral y acercanos hasta el barrio de Chueca, que gracias a la comunidad gay se ha convertido en el SoHo madrileño.

4. UN BOCADILLO DE CALAMARES. Una visita a Madrid estaría incompleta si no nos metemos un bocata de calamares entre pecho y espalda. Y el lugar perfecto para ello es el bar El Brillante (Glorieta del Emperador Carlos V, 8), un local de lo más castizo en pleno corazón del arte madrileño (a dos pasos está el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, CaixaForum y el Museo Reina Sofía.)

5. UN PASEO POR EL RETIRO. A tiro de piedra tenemos el Parque del Retiro, uno de los pulmones de la ciudad. Es el lugar perfecto para darnos una vuelta y desconectar. Allí encontraremos un estanque con barcos de remo, un palacio de cristal o una estatua dedicada al mismísimo Diablo. Una de las salidas del Retiro da a la mismísima Puerta de Alcalá. Y a dos pasos tenemos otros iconos de la ciudad, como la sede de la Real Academia de la Lengua o la Iglesia de los Jerónimos.

6. LOS AUSTRIAS. No hay viajero que llegue a Madrid y no pasee por esta zona, una de las más encantadoras de la capital. El Madrid de los Austrias está comprendido en el área que forman la Puerta del Sol, la Plaza de Oriente y La Latina. Su centro es la Plaza Mayor y no debemos perdernos el bullicio gastronómico de la Cava Baja, la Plaza de la Paja, el Viaducto, la castiza Plaza del 2 de Mayo o la Iglesia de San Ginés... Madrid en estado puro.

7. DE MUSEOS POR MADRID. El Prado, Thyssen-Bornemysza, CaixaForum, reina Sofía, Sorolla... en pocas ciudades pueden verse tantas obras maestras como en Madrid. Así que debemos aprovechar nuestra visita a la capital paraplantarnos frente al Guernica de Picasso o Las Meninas de Velázquez. Cinco minutos delante de cualquiera de estas obras, justificaría una visita a Madrid. Si la gente viene desde Japón sólo para eso, no vamos a ser nosotros menos, ¿no?

¿BUSCAS HOTEL BARATO EN MADRID? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008