Tras la pista de Frank Gehry

NOMADEA > ESCAPADAS URBANAS > ...

Lou Ruvo Center, de Frank Gehry
7/5/2014

Frank O. Gehry suma y sigue. Ahora ha sido el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2014, pero son muchos los galardones que jalonan la trayectoria del genio canadiense, entre ellos el Pritzker, considerado el premio Nobel de la arquitectura.

Gehry lleva décadas sembrando el planeta con su arquitectura imposible, edificios a medio camino entre la obra de arte y la ciencia ficción. Obras que se convierten de inmediato en reclamos turísticos de primer orden, por lo que no no es de extrañar que ciudades de medio mundo compitan por contratar los servicios de este genio de las formas.

Así que si eres uno de esos viajeros que beben los vientos por la arquitectura y que se cruzan medio mundo simplemente para admirar un edificio, ve tomando nota, porque Gehry es tu hombre.

LA OBRA DE FRANK GEHRY EN ESPAÑA

Sin duda, la obra más conocida del arquitecto canadiense (nacionalizado estadounidense) es el Museo Guggenheim de Bilbao (elegido en 2010 por Vanity Fair y por la CNN como el edificio moderno más importante del mundo), unaMuseo Guggenheim, en Bilbao prueba irrefutable de cómo la arquitectura puede cambiar el rumbo de una ciudad.

Esta irregular mole de cemento con piel de titanio es la piedra angular sobre la que se ha basado el despegue turístico de la capital vizcaína. Como sucede con muchas de las obras de Gehry, hasta Bilbao llegan turistas de medio mundo sólo para contemplar la espectacular silueta plateada del Guggenheim, que se ha convertido en el principal icono de la ciudad. Tan importante ha sido Frank Gehry para los bilbainos que piensan ponerle su nombre al puente que unirá la futura isla de Zorrozaurre con el resto de la ciudad.

No muy lejos de Bilbao, en el minúsculo pueblo de Elciego, epicentro de la Rioja Alavesa, los dueños de Marqués de Riscal convencieron al arquitecto canadiense (nacionalizado norteamericano) para que construyera un edificio emblemático que sería la base de operaciones de la compañía. Para ello, se reunieron con él y degustaron un vino del año de su nacimiento, 1929.

A Gehry le enamoró la idea (y el vino, suponemos), y proyectó La Ciudad del Vino, un enorme complejo que además de dar cobijo a una de las bodegas más representativas de la zona, alberga el Hotel Marqués de Riscal, uno de los hoteles más exclusivos y con más encanto del país.

Esta obra de arte no sólo ha cambiado el paisaje de la zona, sino que se ha convertido en uno de esos Hotel Marqués de Riscal, en Elciegodestinos subrayados en rojo por cualquiera que se acerque a La Rioja. El titanio que cubre el edificio está impregnado con los colores representativos de la marca: plata (como la cápsula de sus botellas), oro (como la malla que las recubre) y rosa, como el vino tinto.

A pesar de ser uno de las obras más vanguardistas del arquitecto (Gehry la definió como 'un animal galopando por el campo'), es impresionante contemplar cómo esta obra está integrada en el paisaje de la zona, entre viñedos y campanarios.

Barcelona es otra de las ciudades que tienen la suerte de contar con alguna obra de Frank Gehry. En la Barceloneta, justo a mitad de camino entre el Hotel Arts y la playa, se encuentra El Pez Dorado, una monumental escultura métalica diseñada con motivo de los Juegos Olímpicos. A pesar del estilo abstracto de la obra, se intuye la figura de un pez, cuyas escamas de metal adquieren un tono dorado cuando en ellas inciden los rayos del sol.

Y, aunque todavía en construcción, Torre La Sagrera, será el tercer edificio más alto de la ciudad condal y estará situado junto a la Estación de Sagrera, que se prevé sea la mayor del país.

LAS CIUDADES DEL PLANETA GEHRY

Si queremos arquitectura en vena y se nos queda corta la obra que Gehry ha proyectado en suelo patrio, siempre podemos darnos una vuelta por el resto del planeta.

En Praga se encuentra una de la obras más bellas del arquitecto canadiense: La Casa Danzante, situada frente al río Moldava y enclavada en un distrito repleto de edificios barrocos, góticos y art nouveau, que es todo un icono del La Casa Danzante en Pragadeconstructivismo.

La sensación que evoca el conjunto es la de dos bailarines en movimiento, y por eso Gehry originalmente llamó al edificio, Fred and Ginger, en homenaje a Fred Astaire y Ginger Rogers.

Alemania es uno de los países donde más se ha prodigado Gehry, pues cuentan, entre otros, con edificios como la sede del DZ Bank, en Berlín, el museo Vitra Design, en Weil am Rhein, o la Torre Gehry, en Hanóver.

Y muy cerca, en Suiza, el arquitecto canadiense ha formado parte del elenco de arquitectos que la farmacéutica Novartis ha seleccionado para llevar a cabo la transformación de un antiguo complejo industrial en un campus de innovación, conocimiento e investigación en Basilea. El ultramoderno edificio de Gehry ocupa la localización central de este conjunto arquitectónico.

Pero es en Estados Unidos, su país de adopción, donde el arquitecto cuenta con mayor número de obras. Una de las más representativas es, a la vez, una de las más sencillas: su propio hogar. Aunque medio planeta está sembrado con edificios de Frank Gehry, es en Estados Unidos donde se concentra la mayor parte de su obraLa Casa Gehry, en Santa Mónica (California), es un todo un símbolo del deconstructivismo, un estilo en el que Gehry se mueve como pez en el agua.

También en California, concretamente en Los Ángeles, se encuentra otro de los edificios más representativos del arquitecto canadiense: el Walt Disney Concert Hall, una sala de conciertos que sirve de sede a la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y que cuenta con una acústica envidiable. El parecido con el museo Guggenheim de Bilbao es más que notable.

Si tenemos pensado viajar a Massachusetts no debemos perdernos el Ray and Maria Stata Center uno de los edificios proyectados para el MIT (Massachusetts Institute of Technology). Y si estamos por Nueva York, podemos añadir a nuestra lista de direcciones el número 8 de Spruce Street, donde se encuentra el espectacular (y exclusivo) rascacielos que Gehry ha proyectado en Manhattan.

Otras obras destacadas en terreno estadounidense son el Museo de Arte Weisman, en Minneapolis, el Pabellón Jay Pritzker en Chicago, o el Lou Ruvo Center, que alberga un centro de investigación, en Las Vegas, y es uno de los últimos edificios proyectados por Gehry.

¿BUSCAS HOTELES PARA TU ESCAPADA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008