Los 10 ciudades más caras del mundo

NOMADEA > ESCAPADAS URBANAS > ...

Opera de Oslo
10/3/2014

A la hora de planear una escapada, es conveniente saber dónde nos metemos. Porque además del coste de los billetes de avión y el alojamiento, no está de más prever que un cocktail en París puede costarnos más que una cena en Madrid. Así que aquí va la lista de las 10 ciudades más caras para los turistas, destinos no aptos para amantes de las escapadas low cost.

1. OSLO

La presencia de la capital noruega entre las ciudades más caras para los turistas ya no sorprende a nadie. Sobre todo si tenemos en cuenta que una cerveza en Oslo cuesta lo mismo que una botella de Rioja (crianza) en un restaurante español y que una cenita romántica nos costará más que una noche de hotel.

2. ZÚRICH

En Suiza ya se sabe: tienen la pasta por castigo. Así que, debido al alto nivel de vida de los ciudadanos helvéticos, las ciudades suizas son poco recomendables para el turista en lo que al bolsillo se refiere. En Zúrich es caro todo: alojarse, comer y, por encima de todo, moverse en taxi, un servicio que cuenta con el dudoso honor de ser el más caro del planeta.

3. ESTOCOLMO

Quizás los hoteles de la capital sueca no destaquen por ser los más caros del mundo. Ni tampoco sus restaurantes. Ni sus taxis. Pero Estocolmo, la más turística de las capitales nórdicas, cuenta con un nivel de vida bastante por encima de la media. Así que, aunque esta ciudad no tenga especialmente fama de cara, prepara la cartera.

4. NUEVA YORK

Que Nueva York esté siempre entre las ciudades más caras para un turista ya no es sorpresa. Todo el mundo quiere pasar por allí, así que la alta demanda hace que el precio de los alojamientos se dispare. Y aunque es relativamente barato comer en la Gran Manzana, si quieres tomarte unas copas o darte comer en un restaurante de los de mesa y mantel, la broma te saldrá por un pico. Propina aparte.

5. PARÍS

París, además de ser la ciudad del amor, es uno de los destinos más turísticos del mundo. Y como suele pasar en estos casos, el precio de los hoteles está por las nubes. Si reservamos con bastante antelación podremos amortiguar un poco ese coste. También conviene huir de los puntos turísticos si buscamos un restaurante. Y sobre todo debemos andar con pies de plomo si nos animamos a pedir un cocktail o la consabida botellita de champagne: París, en este apartado, es la ciudad más cara del planeta.

6. LONDRES

La capital londinense es otro de esos lugares que siempre están llenos hasta la bandera. Por eso la oferta hotelera es de las más extensas del mundo. Y de las más caras. No olvidemos que en Londres hay más ricos por metro cuadrado que en cualquier otra ciudad. Por otro lado, es posible comer barato en Londres, pero si queremos salirnos del fast food deberemos rascarnos el bolsillo. Y sobre todo, si no queremos cargarnos el presupuesto, deberíamos evitar movernos en taxi por Londres. Los black cabs londinenses compiten con los de Zúrich por ser los más caros del planeta.

7. COPENHAGUE

Si la capital danesa es la ciudad más feliz de Europa (según el último informe de Naciones Unidas), debe de ser porque los ciudadanos de Copenhague tienen buenos sueldos, pues los precios en la capital danesa no son precisamente bajos. Tomar un sándwich y una cerveza en un bar céntrico, cuesta lo mismo que una cena en Barcelona, por ejemplo. Salir de copas es más caro que en Londres, y los hoteles están al nivel de Oslo o Tokio. Poco más hay que decir.

8. TOKIO

La capital nipona es un destino que siempre está en la lista de los lugares más caros para el turista. Para empezar, porque el billete de avión llegar hasta allí, nos cuesta una pasta. Y para seguir, porque los hoteles de Tokio están entre los más caros del planeta. Eso sí, una vez solventado el desplazamiento y el alojamiento, comer en Tokio es relativamente barato, sobre todo si lo hacemos en uno de los miles de locales de sushi que hay repartidos por la ciudad.

9. HELSINKI

La razón de que Helsinki sea una de las ciudades más caras para el turista es que a la capital finlandesa apenas le ha salpicado la crisis financiera mundial de los últimos años. En otras palabras: mientras el resto del mundo se empobrecía, en Helsinki iban a lo suyo, sin prisa pero sin pausa. Por eso, a pesar de tener menos tirón turístico que otras capitales escandinavas, el precio de los hoteles está al mismo nivel.

10. SIDNEY

La fortaleza del dólar australiano ha hecho que en Sidney los precios se disparen. Mientras en otros puntos del planeta ciertos servicios han sufrido una corrección a la baja, en esta ciudad australiana los hoteles están al nivel de Tokio, por ejemplo, y una cena en un restaurante nos costará el doble que en Nueva York. Además, a todo esto deberemos añadir el precio del billete de avión, pues viajar a las antípodas no es precisamente barato.

¿BUSCAS HOTELES PARA TU ESCAPADA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008