San Vicente de la Barquera

NOMADEA > ESCAPADAS ROMÁNTICAS > ...

San Vicente de la Barquera

¿Hay algo más romántico que pasear junto al mar, viendo cómo el sol se oculta lentamente tras el horizonte? Si lo hay, posiblemente podamos encontrarlo en la preciosa localidad cántabra de San Vicente de la Barquera.

Esta villa atesora rincones inolvidables, un litoral de una extrema belleza y unos alrededores que la convierten en el lugar perfecto para escaparse de la rutina diaria. Su distancia con Santander, alrededor de 67 kilómetros, hace que San Vicente se encuentre lo suficientemente lejos del ajetreo de la ciudad como para desconectar completamente… Pero también es lo bastante reducida como para poder disfrutar de todos los encantos de la capital.

Sin embargo, quienes se escapen a San Vicente de la Barquera no experimentarán la necesidad de buscar el bullicio de la urbe, ya que esta villa cuenta con suficientes encantos. Basta con echar un vistazo al lugar en el que se ubica la ciudad para comprender por qué tantos viajeros se han enamorado de San Vicente de la Barquera: Su casco histórico es impresionante, tratándose de una ciudad tan pequeña; y las vistas de las playas que rodean a la localidad desde el Castillo o la iglesia son inolvidables.

San Vicente de la Barquera es uno de esos lugares repletos de rincones secretos, a los que llegaramos a través de callejuelas medievales, flanqueadas de edificios realizados con piedras centenaria... El municipio está dividido en dos, como para dar al visitante motivos sobrados para recordar su pasado y admirar su presente. Al pasado pertenece la Puebla Vieja (también llamada Puebla Alta), un precioso casco histórico al que llegaremos a través de la Calle Alta, estrecha y empinada calle medieval que recorre la parte antigua. El casco hitórico está presidido por la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, en cuyo interior destaca el magnífico sepulcro del inquisidor Antonio del Corro. En uno de sus laterales hay un precioso mirador desde el que obtendremos una de las mejores panorámicas de la localidad.

En la Puebla Vieja podremos disfrutar también de el impresionante Castillo del Rey, que fue testigo de batallas contra los vikingos y que en la actualidad alberga el Museo de la Villa, el Palacio de los Corro, la Puerta del Preboste y las ruinas del Hospital de la Concepción, donde acudían los peregrinos.

El Puente de la Maza es un símbolo indiscutible de esta villa marinera, y cruza la encantadora marisma que forma parte del Parque Natural de Oyambre, en cuyo corazón se encuentra San Vicente de la Barquera. Así pues, es el mejor lugar para disfrutar de la playa y el azul intenso del Cantábrico en verano, pero también para una escapada otoñal o invernal donde pasear bien abrigados, mientras contemplamos las olas alzándose en la orilla y escuchamos los gritos de las gaviotas. La buena situación de la villa también permite visitar preciosos pueblos cercanos, como La Gandarilla (considerado casi un barrio de San Vicente por su proximidad), o bien lugares de gran interés como las Cuevas del Soplao, Santillana del Mar o el Parque de Cabárceno.

Disfrutar de la mejor gastronomía en Cantabria es bastante secillo, pues en todos los sitios se come bien. Los pescados de roca y los mariscos, muy especialmente las deliciosas navajas y almejas que se pueden degustar en el centro de San Vicente de la Barquera, son un manjar para paladares exigentes. El pisto “barquereño” y el arroz con bogavante también son una buena recomendación, y un buen lugar para disfrutarlos es Augusto (calle del Mercado, 1), que también presume de buenos postres. El Boga-Boga (Plaza de José Antonio) y sus pescados y mariscos frescos son también un clásico en la población, mientras que una escapada a San Vicente no sería lo mismo sin probar las rabas de calamar, las navajas y los pescados de Las Redes (Avda. Generalísimo, 54).

Y desde luego, un fin de semana romántico nunca está completo sin un hotel adecuado en el que descansar y relajarse. En San Vicente de la Barquera hay establecimientos muy especiales, dotados de encanto y exclusividad. Quienes quieran sentir al máximo el pulso de la villa, nada mejor que el Hotel Villa de San Vicente (Fuente Nueva 1), a unos minutos del centro y a un kilómetro de la playa, y con las mejores vistas sobre la ría.

ESTE LUGAR PERTENECE A NUESTRA SELECCIÓN DE ESCAPADAS ROMÁNTICAS
¿HOTEL EN SAN VICENTE DE LA BARQUERA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008