Ruta Express por Córdoba

NOMADEA > CÓRDOBA > ...

CÓRDOBA EN 24 HORAS | CÓRDOBA EN 48 HORAS | COMER EN CÓRDOBA

Si sólo tienes unas horas para pasear por Córdoba te proponemos una ruta express en la que podrás captar la esencia de la ciudad de los califas. Allá vamos.

1. PUENTE ROMANO. Es indispensable que paseemos por este puente, el único que tuvo la ciudad durante veinte siglos, a las puertas del Barrio de la Catedral, donde está nuestra siguiente parada.

2. LA MEZQUITA. Si pudiéramos elegir un solo monumento de Córdoba sería éste. ¿Alguien lo dudaba? Pasear por el Patio de los Naranjos es uno de los mayores placeres que puede disfrutarse en esta ciudad. Si llegamos antes de las 10 de la mañana podremos entrar gratis a la Mezquita.

3. LA JUDERÍA. Alrededor de la Mezquita se extiende el barrio de la Judería, que debido a su singularidad, fue declarado íntegramente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. ¿Hace falta seguir explicando por qué debemos perdernos por sus callejuelas?

4. LA CALLEJA DE LAS FLORES. En pleno barrio de la judería, a dos pasos de la catedral, nos encontramos con uno de los rincones con más encanto de la Córdoba antigua: la Calleja de las Flores, que termina en una pequeña plaza desde dónde se contempla uno de los motivos más fotografiados, un mar de flores que se derrama sobre las paredes de las casas con el alminar de la Mezquita en el fondo.

5. PLAZA DEL POTRO. Gran parte del encanto de la ciudad está en sus placitas y callejuelas. La Plaza del Potro (en una de cuyas múltiples posadas se hospedó Cervantes), alberga entre sus muros el Museo de las Bellas Artes y el Museo de Julio Romero de Torres, y puede ser tomada como un simple ejemplo de los los múltiples rincones con encanto de Córdoba.

6. LA CORREDERA. La menos andaluza de las plazas cordobesas es quizás la más representativa y famosa de la ciudad. En ella se celebraron corridas de toros, ejecuciones públicas, actos oficiales y religiosos... Repleta de pequeños negocios y bares en los que sentarse a tomar una cerveza y reponer fuerzas.

7. PROBAR EL SALMOREJO. No podemos irnos de Córdoba sin degustar su plato más famoso, el salmorejo. Para los pocos que no lo conozcan diremos que es una crema que se sirve como primer plato, elaborado a base de tomate, ajo y miga de pan. Todo ello con un buen aceite de oliva de la zona y coronado con unos taquitos de jamón y huevo. La Taberna Salinas o el Mesón Juan Peña son dos lugares donde lo preparan exquisito.

¿BUSCAS OFERTAS DE HOTELES EN CÓRDOBA? MIRA AQUÍ
NOMADEA | Ideas para escapadas y viajes de fin de semana desde 2008